lunes, 31 de octubre de 2016

Árbol del otoño

F.G. Camino de Miuzanazas. Bonicaparra. 10.2016.

               

                      "Ya madura
La hoja para su tranquila caída justa,

                  Cae. Cae
Dentro del cielo, verdor perenne, del estanque.

                  En reposo,
Molicie de lo último, se ensimisma el otoño.

                  Dulcemente
A la pureza de lo frío la hoja cede.

                  Agua abajo,
Con follaje incesante busca a su dios el árbol."

Jorge Guillén. Árbol del otoño.



Arroyo en el barranco Ojinco. La Rioja. 10.2016.


F.G. El río Oja en Ezcaray. 10.2016. 

viernes, 28 de octubre de 2016

Naturaleza muerta

Steve Pike. Fotografías de la serie "Still Life".

Hay días en los que las carreteras recuerdan sorprendentemente a algunos partidos políticos.  









jueves, 27 de octubre de 2016

Esclavitud

Trabajo infantil en una fábrica de Gurao, China. Foto de Lu Guang / Greenpeace.

De   la esclavitud todo nos viene bien, salvo cuando tenemos que reconocer su nombre y nos recuerdan que la consentimos y estimulamos con nuestras malas prácticas de consumo.
Fotograma del documental de la BBC sobre explotación infantil de refugiados sirios por proveedores de empresas textiles occidentales.



miércoles, 26 de octubre de 2016

Oteiza se mira en Velázquez

Velázquez. Las Meninas, o La familia de Felipe IV. 1656.
En 1958 Jorge Oteiza construyó una pequeña escultura de piedra y hierro que tituló Homenaje a Velázquez. Inmerso en pleno "propósito experimental" y como desarrollo lógico de sus “cajas metafísicas”, el esencial escultor vasco define un espacio vacío en el que relaciona los espacios barrocos pintados por Velázquez en Las Meninas y en La rendición de Breda con los despojados frontones del juego de pelota, con sus precisos límites definidos por el encuentro de tres planos.
Jorge Oteiza. Homenaje a Velázquez, 1958.



El  frontón, afirma, “al quedar vacío (reeducada nuestra sensibilidad) debiera funcionar para nuestra intimidad religiosa tradicional como un aislador metafísico. Este tipo de construcciones-crómlechs en el interior de las grandes ciudades congestionadas de expresión, son zonas de aparcamiento de la sensibilidad formada.”

Velázquez.  La rendición de Breda, o Las lanzas. 1634.





Un   ejemplo singular de las cualidades del artista que “sabe ver”, “hace” y, después, “se atreve a decir”. Por chocante que resulte.

martes, 25 de octubre de 2016

Juanita Calamidad: aprendiendo de todas las cosas

Calamity Jane en 1895. Foto de H.R. Locke.
Vemos en la serie Deadwood que la ilustre Jane Canary (Juanita Calamidad para la historia del salvaje oeste), tras mucho pensárselo (y después de un tan infrecuente como necesario baño y varias horas de vigilia abstemia) aceptó comparecer en la escuelita del poblacho minero para contar a la silvestre chiquillería los retocados recuerdos de su época como exploradora del General Custer en la desigual guerra contra los indios americanos.
Uno de los innumerables retratos del General George Armstrong Custer.
“Era muy engreído y no hacía caso, y ese era su mayor problema. Se miraba en el espejo cuando le dabas un informe. Una vez le dije que estaba muy delgado y que tenía un pelo precioso solo para que se volviera, cosa que hizo y me echó de la tienda. Así que esta es la lección que quiero enseñaros: escuchad y no os cortarán la cabellera, y no os miréis mucho al espejo.
Wild Bill Hickok, el amor eterno de Juanita.
¿Sabéis qué más hacía? Viajaba con unos animales enjaulados como se ven en los zoológicos del Este, como si no tuviéramos animales salvajes por aquí.”
Fin de la cita, como diría el otro.
Tatanka Yotanka (Toro Sentado)
Pues eso, queridos míos: estad a lo que estamos, escuchad con atención y no os distraigáis con virtualidades ni exotismos.
Calamity Jane con Buffalo Bill Cody, en el negocio del espectáculo. 
Al loro, pues.


lunes, 24 de octubre de 2016

Maneras de beber



Nico Ouburg.




"La borrachera puede ser la lógica consecuencia del beber, pero no tiene por qué serlo.
Al estar borracho se pierde la posibilidad de seguir bebiendo y de extraer el debido placer de lo que se bebe. De hecho, pocas cosas irritan tanto al buen bebedor como emborracharse.
Silvio y Barra libre. 1988.




Otra cosa es la ebriedad, un estado chispeante y generoso del espíritu, en el que uno se puede sentir hermanado incluso con el más impresentable de entre todos nuestros semejantes. Es un estado dicharachero y afín a la camaradería y al ingenio, que puede ser muy agradable, aunque también puede derivar en la celebración de los cantos regionales y en bailoteos del tipo La Conga de Jalisco, que son cosa bastante simple y hortera.

François Kollar. Catador de Cognac , Jarnac. 1952.

Hay un tercer estado que nada tiene que ver con los dos anteriores y que es prácticamente indefinible, pues se refiere a aspectos muy singulares del carácter de cada bebedor y de las circunstancias que en cada momento pueden rodearle. Es ese estado en el que uno se da cuenta de pronto de que tiene en el cuerpo las copas precisas, o de que se está tomando la copa que le va a hacer a uno feliz. Todo el delicadísimo mecanismo del cuerpo y del espíritu está entonces a punto de equilibrio, y el hombre benévolo se siente pletórico de bondad, en la misma medida en que el malvado se siente, entonces, rebosante de maldad. (…).

Marilyn Monroe en Con faldas y a lo loco.1959.

Sin embargo, los selectos señalados por el dedo de Dionisos tienen la cabeza zumbona y el espíritu juguetón, las penas clasificadas en el desván de los desastres y las alegrías en la punta de la lengua.
 Henri Cartier-Bresson. En el velodromo.




Claro que, por otro lado, hay momentos en que lo que uno quiere es emborracharse, es decir, remojar cuerpo y alma en alcohol hasta que la sensibilidad quede bien embotada, coriácea. En ese caso lo que hay que hacer, en primer lugar, es armarse de paciencia, ya que pocas cosas son tan difíciles como emborracharse cuando uno así lo desea. Después hay que desconectar el teléfono y dejar el salón con un sólo punto de luz, a ser posible, aceitosa.
Chargesheimer,  Heinrich Böll , 1957.


Fados de Carlos Do Carmo, tangos de Gardel, fandangos de los hermanos Toronjo, blues de John Lee Hooker, alguna canción de Judy Garland y algo de Dizzy Gillespie (para aliviar más que nada) será la música de toda la noche.
Juan Habichuela, Enrique Morente y Pepe Habichuela. 
Una vez dispuestas todas esas cosas, solo queda ponerse a beber, pero sin ninguna prisa. Beber con rapidez solo conduce a la confusión mental. Hay que hacerlo despacio, con mucho sosiego y sin descuidar que siempre, siempre, la mezcla de whisky con hielo y agua sea la adecuada, la que el paladar encuentre más deliciosa y estimulante.




Pasarán las horas y lo más probable es que no se consiga la deseada cogorza. Pero si el ritual se ha desarrollado con corrección, quizá se haya tenido ocasión de revisar no pocos aspectos de la vida que merecen afrontarse en medio de estruendosas carcajadas y golpes en los muslos. O quizá se le haya podido ocurrir a uno alguna fórmula para dar un tocomocho imposible de fallar…

Mike Disfarmer. Heber Springs, Arkansas. Circa 1940-1945.
El caso es que llegará el alba y el único problema será que se habrá fumado demasiado. Lo mejor será darse una ducha y sumergirse en la cama. Claro que a lo mejor esto último se hace innecesario. Quizá la tierna misericordia del altísimo se compadezca del pobre imbécil que se esfuerza por enmendar los errores de una vida plagada de desaciertos, y haga que descienda sobre él un sueño reparador, sin que el frustrado borracho tenga que moverse del sillón. Es lo mejor que puede ocurrir en estos casos. (…)"

Eduardo Chamorro. Galería de borrachos. Penthalón ediciones, 1981.


¡Salud para todos!
¡Y alegría por todo el cuerpo!

viernes, 21 de octubre de 2016

La actualidad en unos cuantos aforismos de Lichtenberg (Final)

Rafael Sanz Lobato. Valverde de la Vera. 1969.

El  bienestar de muchos países se decide por mayoría de votos, pese a que todo el mundo reconoce que hay más gente mala que buena.”



Máximo.
Bandido aúlico.”



Ronald Searle, Souls in Torment. 1996.

La  costumbre es, en muchos casos, mala consejera. Hace que tomemos la injusticia por justicia y el error por verdad.”





Leopoldo Pomés. Goyescos, 1957.
No  nos devoramos mutuamente, tan solo nos masacramos.”





Siobhan Davies y David Hinton. Fotograma de All This Can Happen. 2012.

"Y  con el vino, que ya no estaba en las botellas, sino en sus cabezas, salían luego a la calle."


Lichtenberg vivió hace tres siglos.
¿No pasan los años? 
¿Será la naturaleza humana?



jueves, 20 de octubre de 2016

La actualidad en unos cuantos aforismos de Lichtenberg (Continuación)

Alphonse Bertillon. Investigación de un asesinato. Circa 1900





"Me preguntas, amigo, qué es mejor, si ser corroído por la mala conciencia o colgar tranquilamente de un patíbulo."



Curas con carabina en un tiropichón de feria. Circa 1960.
“Tenemos actualmente más magistri de honestidad que gente honesta.”





El Roto 16.10.2016.

Daría cualquier cosa por saber con certeza en nombre de quién se han cometido los actos que, según afirman públicamente, han sido hechos en nombre de la patria.”




Carlos Garaicoa. De la Serie Para transformar la palabra política en hechos finalmente II (V) . 2009.



“En esta ciudad ha sido siempre endémico cierto feliz embotamiento del espíritu.” / “El reloj de la ciudad vuelve a tener ataques reumáticos.”


Valérie Belin, Sin título. 2007.



Anunciaron una canastilla de flores y hete aquí que aparece un saquillo de patatas.”


(Mañana, el final)

miércoles, 19 de octubre de 2016

La actualidad en unos cuantos aforismos de Lichtenberg (Primera parte)

Elvis Costello. King of America. 1986.

"No podría decir a ciencia cierta si la situación mejorará cuando las cosas cambien; lo que sí puedo decir es que tienen que cambiar para que la situación mejore."




Peridis. 10.04.2013.

"Aquel día se presentó vestido de punta en blanco y contentísimo; la gente se preguntaba de dónde le vendría todo aquello. Es muy probable que, dada su buena situación, hubiera amasado un capital en el cielo y de vez en cuando recibiera los intereses de forma totalmente inesperada."




 Pieter Brueghel el Viejo. La Parábola de los ciegos. 1568.

"`¿Cómo va?´, preguntó un ciego a un paralítico. `¡Pues ya lo ve!´, replicó el paralítico." 




Gesine Marwedel. Flamenco (rosa) de camuflaje. 
"Fino, la verdad, no era, pero dominaba el arte de cabalgar a lomos de su prójimo cuando le hacía falta."



Silueta de Lichtenberg (1742-1799) por Carl Schubert
(Mañana, más).


martes, 18 de octubre de 2016

Estate quieto

Max. Sillón de orejas.
"(...) Lo cierto es que volví a casa con el libro, me tiré en un sillón y empecé a leerlo y seguí y seguí mientras la luz cambiaba y terminé casi a oscuras, al fin de la tarde, alumbrado por el reflejo pálido de la luz de la calle que entraba por los visillos de la ventana. No me había movido, no había querido levantarme para encender la lámpara porque temía quebrar el sortilegio de esa prosa. Primera conclusión: para leer, hay que aprender a estar quieto."
Santa María del Sar (Santiago de Compostela). Canecillo del lector. Siglo XII. Foto F.G. 03.2016.
Tamaño descubrimiento lo cuenta un excelente lector, Ricardo Piglia, en Los diarios de Emilio Renzi.
Por la acelerada incapacidad de los humanos para prestar y mantener la atención sobre cualquier cosa tienen la lectura y el libro, su instrumento primordial, un futuro tan incierto. 
Luis Buñuel. Simón del desierto. 1965.

Pero hay que ser fuertes y permanecer quietos, a pesar de las asechanzas multimedia del mundo. 
Imperturbables. Como de piedra.

lunes, 17 de octubre de 2016

Postrimerías

F.G. Finisterre. 03.2016.
"Por otro día bueno", brindan los vecinos americanos al final de la feliz sobremesa en Finisterre.
F.G. Playa Langosteita. Finisterre. 03.2016.


"Que esta no quite otra", pensamos al oírlo, recordando la fórmula ritual que utilizamos con los viejos amigos, ahora lejanos.


Finisterre. Oleaje en la playa de Lagosteira. 03.2016.
F.G. Cabo de Fisterra. 03.2016.

"Que vaya todo bien en la vida", dice, agradecido, el fugaz vendedor del cupón.
F.G. O Petonciño desde Fisterra. 03.2016.

El   mismo deseo en distinta longitud de onda.